Palomar de Santa Teresa

Palomar de Santa Teresa

Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa
Palomar de Santa Teresa

Con el nombre de CERCA DEL PALACIO, se conocía la finca propiedad de Dña. Beatriz de Ahumada y objeto de posterior atención y cuidado de su hija Teresa. En el año 1549 comprendía dos edificios: “Casas con una cerca, en que están hechas dos moradas y una cerca con un palomar en ella”. No queda nada de la casa de los Ahumada, pero la tradición cuenta que las columnas del pórtico de entrada a la iglesia y los materiales empleados en su construcción son piedras de aquella.

En la actualidad se conserva en buen estado el Palomar del que fue legítima heredera Santa Teresa y del que ella habla en algunas cartas:

“Señor Alonso Vinegrilla. Tenga la merc(e)d de cebar y curar bien el palomar en estos meses de frío, agora que está bien poblado; y ansí podremos (h)aber algo dél este año. Las algarrobas y todo cuanto necesite pídaselo al señor Martín de Guzmán, que se (h)olgará mucho en darlo.

Fecha á diez de Enero, año MDXLVI. S(u) ser(vidor) a, Teresa de aumada”.
(Boletín de la Real Academia de la historia)

Es un edificio exento de planta baja y mediana altura, construido con adobe revocado con mortero y mampostería en las esquinas, el tejado vierte a dos aguas. Los tabiques internos son de adobe (de mayor grosor que los de otros palomares) con nidales semicirculares y remate inferior de madera para protegerlos del continuo roce de las palomas. No podemos olvidar que Santa Teresa denominaba a sus nuevos conventos o fundaciones “Palomarcitos “, por asociación de ideas en recuerdo al palomar de la casa de la infancia.