Gotarrendura, un pueblo que piensa en verde